<-- Google Analytics --> <---------------------------------------------------->
PREPARAN FIESTAS EN HONOR A SAN JUAN, Y SAN PEDRO  
Alcaldía de Zamora, Instituto Nacional de Turismo y Fondo de Turismo de Miranda Fue muy exitosa la reunión realizada este martes 15 de los corrientes, con las autoridades de la alcaldía guatireña, el Fondo Nacional del Turismo, y el Instituto Nacional del turismo.

La razón para asistir al encuentro fue la de ultimar los detalles con miras a la celebración en todo el Estado Miranda, de las fiestas en honor a San Juan el próximo 24, y las de San Pedro, que se celebran en Guarenas y Guatire, el 29 de este mes.

La información la proporcionó el Director de Turismo de la alcaldía guatireña, Alí García, quien dijo que la entrevista tuvo lugar en la Aldea Universitaria, Ezequiel Zamora.

Aseveró además el funcionario que con este propósito el venidero lunes volverán a reunirse los mismos funcionarios, en representación de dichos organismos y con los directores de turismo de los 15 municipios revolucionarios de esta entidad federal.

“La intención de las autoridades competentes es que las fiestas de San Juan y San Pedro, del presente año, se conviertan en eventos folclóricos y culturales verdaderamente inolvidables para todos,” culminó.





[ ] ( 464 visualizaciones )   |  enlace permanente  |   ( 3 / 171 )
San Pedro de Guatire, 3er Encuentro de Parranditas 
En la mañana de este jueves 28 de junio, el evento organizado por la fundación San Pedro de Guatire, celebró con música y baile san pedreño el 3er encuentro de parranditas, el cual arrancó con una comparsa desde Castillejo hasta la Plaza 24 de Julio.

Por: Mayyuly Castellanos



Donde se concentraron los niños, maestros, padres y representantes de las instituciones U.E. Maria Teresa Toro, U.E. Bolivariana el Bautismo, U.E. Vicente Emilio Sojo, U.E. Bolivariana de Reventón, U.E. Eugenio PD’ Bellar, U.E. Estadal Araira, U.E. Nacional Guatire, U.E. Rómulo Betancourt, U.E. Estadal Chuspita de Lima, U.E. Bolivariana Santa Rosalía, U.E. Eduardo Churrión, U.E. María Ignacia, Centro de Educación Inicial Dr. Ramón Alfonso Blanco y el Colegio San Pedro de la ciudad de Caracas.

Haciendo gala de gracia y derroche cultural, los niños desde la 1ra etapa hasta 6to grado, entonaron y bailaron los cantos respectivos con gran destreza, haciendo diversas presentaciones. También, se puso en manifiesto la creatividad de los muchachos en las vestimentas respectivas: los Tucusitos, los Abanderados, los Cargadores, los Sampedreños Danzantes, Las Diablas, los Sampedreñitos, los Músicos-Cantores y las María Ignacia, que se convirtieron en los personajes más emblemáticos de la mañana.

Más Información
www.guatire.com



[ ] ( 258 visualizaciones )   |  enlace permanente  |   ( 3 / 127 )
Guatire y su Parranda de San Pedro 
Es una festividad popular y religiosa de las ciudades de Guatire y Guarenas del estado Miranda, Venezuela. Tiene su origen en la Época Colonial. Consiste en unos parranderos, vestidos con levita y pumpá (uno de ellos lleva la imagen del santo, otro lleva una bandera amarilla y roja) y acompañados por Cuatro y Maracas.



La percursión se logra con unos pedazos de cuero de animal amarrados a los piés a manera de sandalias (llamadas cotizas). También van acompañados por dos niños impúberes, vestidos con un traje rojo y amarillo (parecido a los arlequines), que se conocen como "tucusitos". El personaje más llamativo es un hombre vestido de mujer que carga una muñeca de trapo. Este personaje se llama "María Ignacia" y la muñeca "Rosa Ignacia". Los dos tucusitos hacen las veces de sus otros dos hijos. Todos llevan la cara pintada de negro con betún o lo que ellos llaman "negro humo".

Origen de la Parranda de San Pedro
Según las tradiciones orales la Parranda nació en la época colonial. Otros creen que nació a mediados del siglo XIX cuando la lucha política entre Conservadores (que se identificaban con el color rojo) y los Liberales (que se identificaban con el color amarillo). Si es cierta esta última tesis, la Parranda debe haber surgido como una manera de ridiculizar a los dos bandos contendientes.



Según la leyenda, hubo una esclava llamada "María Ignacia" que tenía una hija, Rosa Ignacia. Ésta enfermó de gravedad y su madre le pidió a San Pedro que la curara. Que si lo hacía ella le prometía bailar y cantar todos los años en su fecha (29 de junio). La niña se curó y María Ignacia, acompañada por sus otros dos hijos, esposo y amigos comenzaron la tradición. Pocos años después, al morir María Ignacia, su marido le prometió continuar pagando la promesa. Para eso se vestiría como ella. Así ha llegado la festividad hasta la actualidad.

Desarrollo de la Parranda
El día anterior se realiza una vigilia o velorio donde se le canta y se le baila a la imagen del Santo (que ha estado guardada durante el año en la casa de alguno de los parranderos). Al día siguiente, la parranda se inicia con una Misa en el Templo parroquial y luego los parranderos, cantando y bailando recorren las principales calles del pueblo, acompañados por muchas personas. No falta el licor. Al llegar la aurora la parranda comienza a dispersarse.

Parranderos de San Pedro muy famosos y recordados son Justo Tovar, Celestino Alzur, Eleazar Felipe Muñoz, Pablo Vaamonde, Guillermo Silva, Pedro Flores, entre otros.

Algunas de las estrofas que se cantan en esta Parranda:

"El San Pedro de mi tierra es un santo milagroso juega chapa con los negros y descubre a los tramposos"

"San pedro como era calvo lo picaban los mosquitos y su madre le decía ponte el gorro Peruchito"

"Dos cosas tiene Guatire que no las tiene otro pueblo la rica conserva e' sidra y la Parranda de San Pedro"



Alcance y Repercusión
Esta tradición tiene repercusión nacional. Todos los años, cada 29 de junio, la ciudad de Guatire, donde se da con mayor fervor, se llena de periodistas, estudiantes universitarios, historiadores y unidades móviles de casi todas las televisoras de Venezuela. Se han escrito muchos libros y folletos y ha sido la tesis de grado de muchos universitarios.

Controversias
Para algunos investigadores esta tradición nació en la época colonial. Para otros fue a mediados del siglo XIX. Para algunos es originaria de Guatire y para otros de Guarenas. Algunos opinan que el santo que se venera es San Pedro Claver, otros que es San Pedro Apóstol.

Fuente:(*) Marlon Zambrano. La Parranda de San Pedro. Tesis para optar al título de Licenciado en Comunicación Social. Ediciones de la Universidad Central de Venezuela
(*) Colaborador de Guatire.com
Fotos:Luís Leal / Guatire.com
...

Artículos Relacionados publicados en Guatire.com
San Pedro en Guatire y Guarenas hace milagros
San Pedro de Guatire en proyecto de "Vera"
Ni Domitilo, Ni Diabla
Guatire ratificó su Fe en San Pedro (Galería de Fotos)

Más Información
www.Guatire.com
www.Turismo.net.ve



[ ] ( 220 visualizaciones )   |  enlace permanente  |   ( 2.9 / 157 )
Guatire: la otra Venezuela  

Por:
Marlon Zambrano


Silenciada, bajo el sopor reverberante de un calor pertinaz y el olvido de los medios, conformados tristemente con un debate político que ha asesinado al resto del país verdadero, Guatire, que no sólo un rumor a 20 minutos de la capital, se alza sobre las ruinas de una nación que estalla en horario estelar de noticiero de televisión. No es sencillamente el "valle del pop"; como quizás terminará siendo recordada; la Villa Heróica, como fue bautizada por su valiente participación en la Guerra Federal, es hoy un territorio vital de la otra Venezuela que crece y avanza a pesar del gobierno y de la oposición.

Mientras nuestros dirigentes se debaten en los discursos hirientes, la tierra de Vicente Emilio Sojo vuelca su atención a la necesidad de responder con veracidad una pregunta existencial: ¿desde cuándo estamos?, y se crean grupos de investigación para conocer la misteriosa fecha del nacimiento de esta antigua comarca que una vez conoció la fama de la mano de sus productores de tabaco y caña.

Mientras unos y otros se catalogan de impostores y chapuceros, se desata en el antiguo valle de los indios chagaragotos un furor editorial casi frenético y aparecen revistas, periódicos, libros e iniciativas por el estilo de gran calidad, mientras el espacio virtual comienza a coparse con direcciones como guatire.com, guatire.net, las2ciudades.com, miranda.com.ve, compitiendo en el vasto escenario global a partir de las referencias locales.

En medio de las consignas, resuena como un murmullo que comienza a crecer la preocupación cada vez más general de la población en torno al impacto del crecimiento urbano, sus efectos sobre las tradiciones y la identidad; y esa gente, pueblo llano, intelectuales, artistas, profesionales, amas de casa, comienza a juntarse en torno a un discurso alternativo, desechando la tirantez generada por quienes administran a su antojo la opinión pública.

Guatire, apasionada, la de los músicos geniales como el Padre Sojo, artífice del milagro que dio origen a la Escuela de Chacao; la de las nuevas generaciones como la menuda María José León, que puso a bailar con su flauta a Jiang Zemin en el Teresa Carreño. La de los atletas que sobresalen en la selección nacional de voleibol como Juan Carlos Blanco y Andy Rojas; o las pequeñas María Fernanda Lara y Catherine Cortez, campeonas panamericanas de Gimnasia Rítmica.

Pero Guatire, la lejana residencia de miles de caraqueños que huyeron de la anarquía citadina, es también la de las cosas raras: una de las pocas ciudades del país sin una Plaza Bolívar; sin límites territoriales precisos con su vecina Guarenas; la que no aceptó que Minfra intentara cambiarle el nombre por el de Ciudad Fajardo; la que no permitió que una humilde estatua pedestre del Libertador adquirida hace 70 años tras una colecta pública y en oposición al tirano Gómez, fuera sustituida por una inmensa efigie ecuestre del Padre de la Patria; la única región del país con un San Juan que se ejecuta con tambor redoblante, y su Parranda de San Pedro; la de la batalla de El Rodeo en 1821 que catapultó el triunfo en Carabobo; y su canción Oligarcas Temblad, nacida en estas tierras en el fragor de la guerra, a donde llegó un buen día Anna Pavlova, la más grande bailarina, e intentó en vano aprender joropo.

Guatire, la que como cualquier otro reducto vivo de esta tierra equinoccial, destaca por sus "pequeñas revoluciones sin importancia" que nos engrandecen, por encima de los que manipulan el poder y la verdad.

Marlon Zambrano



[ ] ( 244 visualizaciones )   |  enlace permanente  |  enlace relacionado  |   ( 2.9 / 174 )
Aventura en El Ávila guatireño 

Un recorrido por la hermosa ladera norte de nuestro trozo avileño en Guatire, revela una hermosa y variada biodiversidad digna del mejor proyecto de ecoturismo y desarrollo ambiental sustentable.

Por José Manuel Milano

Las montañas avileñas de El Norte en Guatire, encierran en sus entrañas un tesoro de paisajes, encantos y misterios que muchos lugareños y foráneos desconocen, perdiéndose así de una maravillosa aventura sólo comparable a las incursiones de Humboldt en la América virgen. Con la finalidad de explorar positivamente este recurso potencialmente turístico y deportivo, la Alcaldía del Municipio Zamora inició una campaña para concretar el proyecto de construcción de caminerías ecológicas, para lo cual planificó una caminata de evaluación técnica, cuyo resultado daría pié firme en el cálculo de las posibilidades y recursos necesarios para la factibilidad física, jurídica y social, del hasta ahora anhelado sueño de los ecologistas zamoranos.

La travesía
Partimos a las ocho de la mañana del día jueves 30 de septiembre, un equipo de 12 personas en una unidad de transporte rústico, una de rescate y una patrulla policial que nos escoltó hasta los predios de la hacienda Santa Rosa, desde donde iniciaríamos la caminata. El objeto era realizar una travesía por la cuenca sur del Ávila, parando en los sitios de interés arquitectónicos y evaluando las posibilidades del terreno para recuperar y trazar las caminerías de El Norte, y a su vez, explorar una supuesta nueva ruta desde la hacienda Machado hasta la estación de guarda parques, ruta que a la postre nos llevaría a la más insólita odisea.

Petroglifos a la vista
En el punto inicial el equipo define los pormenores, acuerda las claves de radio y chequea los técnicos, dos camarógrafos, dos fotógrafos, dos excursionistas, dos guías de rescate, un cronista, un guarda parques y dos funcionarios del gobierno local, cada uno con tareas específicas en el marco del interés común: evaluar el proyecto de caminerías.

Nuestro primer punto fue en los petroglifos de Santa Rosa, a unos cincuenta metros del camino principal, donde encontramos dos enormes rocas en forma de lajas donde resaltan figuras labradas en piedra en forma de espirales, soles y triángulos, entre otras de particular geometría. Notamos poca atención científica en esos trozos de nuestro patrimonio que ante una meteorización física se erosionan, al punto de perderse ya algunos caracteres de sus antiquísimos y misteriosos diseños.

La alfombra amarilla
Caminamos hacia el este como dos horas, asombrados por una espectacular alfombra de tentadores mangos que se extendía por ambos lados de la vereda y se confundía con los intermitentes arroyuelos que cruzaban cristalinos los caminos.

Nos saciamos hasta no más del tropical fruto y la fría y diamantina agua, y en ese entretenido afán llegamos hasta la hacienda El Norte, ruinas de más de ciento cincuenta años de colonial estilo, donde las gruesas paredes de barro nos permitieron liberar nuestra imaginación ubicándonos en aquellos bucólicos encantos del siglo XIX; optamos por recomendar su restauración. Desde allí todo fue chistes y alegría y a paso entusiasta arribamos al Dique de El Norte, construido hacia la década de los treinta, impresionante obra de ingeniería que aunque aún surte de agua a un sector de la población, se encuentra en un abandono total por parte de Hidrocapital.

El paraíso de El Norte
Muchos de los presentes se quedaron abismados ante la belleza del pozo Araguaichú, sitio propicio para el campamento y el fresco y oportuno baño, pero lo verdaderamente espectacular estaba por verse; a cuarenta minutos de ensoñador pero tortuoso camino, nos presentamos ante la colosal cascada de El Norte. Casi sesenta metros de roca sólida en una alegre y blanca caída de no menos de cuarenta metros, indescriptible emoción ante tan imponente paisaje, pensamos que bien valía la pena el esfuerzo de haber subido casi mil doscientos metros de verde monte. Ilusos, no sabíamos lo que nos deparaba la encantada montaña.

El extravío
De regreso nos detuvimos en la Hacienda Machado, ubicada en una loma bastante plana donde aún se conserva parte de sus muros de barro compreso, aún más antigua que la de El Norte; en ella recogimos muchos mangos hasta que los bolsos se llenaron. La tarea estaba hecha y el camino de regreso sería cuestión de dos horas, al menos eso pensaron los dos excursionistas y un joven camarógrafo que basados en su juventud se dispararon adelante, y para nuestro pesar uno de ellos llevaba el radio y el otro el equipo de montañismo, además el guarda parques nos había abandonado una hora antes de salir de Araguaichú. Solo nos quedaban los dos guías como apoyo. Al cabo de dos horas de camino empezaron las dudas, el supuesto camino se hacía menos visible y la maleza más alta, a las tres horas ya estábamos agotados al extremo, pero el ánimo y la experiencia de un funcionario del gobierno local nos mantuvo despiertos; fueron dos horas más de laderas, espinas y desesperanzas, hasta que al fin divisamos al pueblo, al cálculo serían unas dos horas más -eso si encontrábamos el camino-; uno de los fotógrafos capituló físicamente, por tanto lo auxiliamos y liberamos del peso. Ya no había agua ni linternas y el sol se había ocultado y las serpientes iniciaban su cacería.

El desenlace
Ya habíamos divisado la casa del guarda parques pero no el camino, y desde allí integrantes de la unidad de rescate que nos esperaba, nos lanzó señales que indicaban a la derecha, y eso hicimos. Bordeamos el Topo Machado unos trescientos metros, salvando unas pendientes hasta de setenta grados, hasta que al fin llegamos a la vereda soñada, habían pasado seis horas de extenuante camino, deshidratación, raspaduras y cansancio extremo, toda una aventura y test de resistencia de alta factura que pocos superan. Tuvimos mucha suerte, amén de muchos cayos, ampollas, dolores de músculos y huesos y uno que otro desorden estomacal, pero con la labor cumplida a la par de la experiencia que nos hicieron, con justicia, avalar el proyecto de creación de caminerías de El Norte, para que turistas y montañistas no sufrieran nuestras penurias.


[ ] ( 141 visualizaciones )   |  enlace permanente  |  enlace relacionado  |   ( 3 / 183 )
CASCADA DEL NORTE  
I PARTE
Quiero compartir con ustedes la maravillosa este de lugar de belleza sin igual, se llama la cascada del norte y esta ubicada en el Parque Nacional el Ávila, sector Guatire del estado Miranda, en la República Bolivariana de Venezuela, y es la ciada de agua mas alta de todo el Parque Nacional, la belleza de este lugar no puede ser recreado con palabras, ya que bajo una naturaleza casi virgen después de una larga caminata encontramos a esta imponente cascada con sus casi 40 metros de altura.




A Pesar de tener mas de una ruta de acceso yo recomiendo la entrada que se encuentra por la caballeriza ubicada en la urbanización Valle Arriba. Aunque para muchos es uno de los mas difíciles, a mi parecer es el mas seguro.

Comenzar el camino es toda una aventura ya que la entrada esta casi escondida detrás de un motón de arbustos que la disimulan muy bien, de allí en adelante comienza la primera hora mas difícil del acenso ya que son bastantes empinadas la subidas que nos encontramos, pero como estamos en competencia siempre nos tomamos un tiempito para que alguno del grupo descanse, si es que así lo requiere.
Con la primera hora de camino podemos divisar la ciudad hasta Guarenas, el panorama es espedido, te da la oportunidad de reflexionar un poco de lo que hasta ahora hemos logrado.

Es muy impactarte que podamos ver los cambios de la vegetación comenzamos el camino con arbustos comunes, pasamos por una zona un poco mas árida donde predomina las vegetación mas resistente a los inclementes rayos solares, para luego internarnos en una pequeña selva húmeda, llena de una flora, bellísima y si la suerte te acompaña podrás ver algún monito por allí, de lo que no podrás escapar es de canto de los pájaros, las ranitas y los grillos. Estando en este lugar sientes que eres el único ser humano que ha pisado estas tierras.

Cosa que es totalmente errada, la historia cuenta que este sitio en épocas de la colonia era una hacienda cafetalera. De esto hay evidencia ya que unos pocos minutos antes de comenzar el acenso por el cause del río se encuentran las ruinas de la antigua hacienda, ya casi perdidas, pero están allí luchando para no ser olvidadas por completo ante los ojos del que pasa indiferente frete a ellas.

Hay un paso bien curioso ya que en el se encuentra una piedra de un tamaño desproporcionado, enorme, gigantesca la cual da a la vista la impresión de estar siendo sostenida por una arbolito de los mas flaquito, muchos dicen que si esa piedra llegara a soltarse destruiría la urbanización Valle Arriba completamente, en este punto ya podemos escuchar la ciada del agua es refrescante, relajante y sobre todo esperanzador, si escuchamos el río falta poco para llegar a la meta, dicen muchos.

Es hora de comenzar la caminata por la rivera del río, es un agua súper fresca casi helada, a partir de este momento la cosa es un poco mas complicada para los que no se quieren mojar ya que debemos ir saltandito de piedra en piedra. Pasaremos por un dique construido hace un motón de años y el cual hasta la actualidad surte de agua algunas zonas de esta ciudad.

Después de unas 5 horas de camino llegamos a la primera caída de agua la cual se llama araguaichú (según información de Oscar Muñoz del CEMAG, esto significa Araira, Guatire, la Chúrca), esta es la zona de campamento, es preferible acampar en este sitio ya que el cansancio es total y continuar con el recorrido al salir el sol.

Armar el campamento, bañarse y preparar la comida son mis recomendaciones para que este primer día de aventura sea perfecto. Las aguas heladas de este río harán que tus músculos cansados se relajen y así evitaras un poco el dolor al otro día.

Típico y divertido es hacer una fogatita modesta pero acogedora para compartir la experiencia vivida este día. Sin olvidar que debemos asegurarnos que quede bien apagada a la hora de marcharnos para evitar algún tipo de incendio.

El frío que nos cobijo toda la noche es divino, el dormir con el sonido del agua cayendo tan cerca de ti y todo el cansancio por haber logrado esta maravillosa aventura te hará dormir como nunca……



PARTE FINAL
Al despertar con el salir del sol, y un frío absoluto nos espera el cafecito que nos ayudara a despertar para comenzar a preparar el desayuno. Luego de haber comido y recogido el campamento nos disponemos a continuar el recorrido, eso si ligeritos de equipaje ya que uno de los guías se quedara en el campamento cuidándolo mientas nosotros nos hacemos a la escalada, la primera fase es la mas compleja, ya que la humedad del terreno, la subida y las expectativas nos hacen llenarnos de un sustito que a los 5 minutos ya se nos extingue.

El recorrido hasta la cascada es de apenas unos 15 minutos pero como estamos llegando a la cima de la montaña se hace algo complicado, el camino es de piedras las cuales debemos escalar.

Les aseguro que al llegar a la cascada todo lo cansado que podemos estar se nos olvida al ver esa imponente, caudalosa, bella e impresionante cascada. La Cascada del Norte.

Si el agua del araguaichú es helada esta no tengo calificativo que colocarle, nos bañamos por espacio de 5 a 10 minutos, ya que eso es lo máximo que resistimos. Una vez escuche que bañarse en posos, ríos y lagunas alarga nuestra estadía en este mundo esto sumado a que el agua fría rejuvenece mas el hecho de que la meta era bañarnos en las aguas de la cascada mas alta del Parque Nacional me animan a lanzarme al agua y sin pensarlo mucho disfrute del baño mas helado del cual pude haber disfrutado hasta esta etapa de mi vida.

Ya cumplida la meta nos disponemos a emprender la retira, bajamos al campamento, terminamos de limpiar, es importante dejar todo MEJOR de cómo lo encontramos y ahora si a comenzar el descenso.

Esta aventura es para verdaderos amantes a la naturaleza, el total de horas caminadas es de 8 incluyendo el descenso, el equipo que debemos llevar es: morral, carpa, pantalón deportivo, franela y camisa manga larga, gorra, zapatos deportivas o botas de excursionismo, repelente, protector solar, carpa y sleepbag, utensilios personales para la comida e higiene, 2 litros de agua, linterna, toalla, una muda de ropa, cámara fotográfica, y todas las ganas del mundo de caminar y conocer lugares nuevos.

Lo mas recomendable es subir entre las 6 y 7 de la mañana tratando de evitar que las 2 primeras horas el sol nos debilite mas provocando deshidratación.

No suban solos ya hay lugares del camino que no es tan fácil seguir, existen guías en las zona que los pueden llevar por módicas sumas. Los ubicas en el CEMAG. O esperen la próxima expedición con Turismo Creativo.

Por:
Carla Patricia Manrique
www.turismocreativo.com.ve
0058412/9720258



Para mayor información visite:
Guatire.com

Vista desde google Maps
La Cascada del Norte



Ver mapa más grande


[ ] ( 208 visualizaciones )   |  enlace permanente  |   ( 3.1 / 299 )
ECOTURISMO en Guarenas y Guatire 
Quiero comenzar esta nueva sección de turismo aclarando un poco los conceptos de lo que es el ecoturismo, el cual considero particularmente una herramienta potencial para el desarrollo sustentable del planeta.
Por:
Carla Patricia Manrique

www.turismocreativo.com.ve
carlapatriciam@gmail.com

Citando al Arq. Héctor Ceballos Lascuráin. De alguna manera hay que evitar o al menos minimizar los efectos adversos y aprovechar al máximo los beneficios potenciales, se requiere de un enfoque más efectivo y ambientalmente responsable del turismo en áreas naturales a nivel mundial. Este nuevo enfoque se conoce ya universalmente como ECOTURISMO.

Es impórtate también citar a la Unión Mundial para la Naturaleza que nos dice que el ecoturismo es la modalidad turística ambientalmente responsable consistente en viajar o visitar áreas naturales relativamente con el fin de disfrutar, apreciar, y estudiar los atractivos naturales (paisaje, flora y fauna silvestre) de dichas áreas, así como cualquier manifestación cultural (del presente y del pasado) que puedan encontrarse ahí.

A través de un proceso que promueve la conservación tiene bajo impacto ambiental y propicia la manera de involucrarse y aporta un beneficio socioeconómico a las poblaciones locales (Ceballos-Lascuráin, 1993).

Resumiendo un poco el tema el ECOTURISMO, no es otra cosa que disfrutar de la naturaleza sin causarle ningún daño, muy por el contrario conservándola para poder continuar disfrutándola. Una vez escuche decir que en nuestro municipio no había nada que mostrar y no saben lo equivocados que están.

Para comenzar estos artículos voy a mostrarles todas las potencialidades que tenemos dentro del municipio Zamora, del Estado Miranda (Venezuela) Para comenzar hoy con los destinos de Guatire quiero hablarles de un lugar muy particular ubicado en las inmediaciones del Parque Nacional El Ávila. Se llega a el por el río el Ingenio y se llama Hacienda Zamurito. Es un camino solo para carros de doble tracción o una buena ruta para los ciclistas osados de la zona.

El trayecto es de aproximadamente una hora en carro, pero cada kilómetro que recorres se va haciendo mas bello el paisaje que logras apreciar, a mitad de camino te encuentras con el lugar maravilloso el despegadero de salto en parapente, sus chicos están allí casi todos los fines de semana. Continuando la travesía encontraras el río santa Cruz, con sus aguas cristalinas, frías pero por sobre todo bellísimas, buenísimo para un chapuzón relajante antes de continuar el camino hasta la propia hacienda.

Al llegar a la antigua pero operativa instalaciones del café encontrara trabajadores del cultivo que les señalaran el mejor camino para llegar a unos de los principales atractivo de la hacienda. Los petroglifos, piedras tallas a mano por nuestros ancestros indígenas, de belleza sin igual y que nos hace remontar a nuestras raíces.

Otro de los atractivos es el contacto directo con la naturaleza, ver a los amigos agricultores en sus labores y disfrutar de la belleza que este lugar nos brinda, con una vista que casi llega a caracas, un clima divino, frio, fresco que tanta falta nos hace de vez en cuando una experiencia llena de cosas nuevas que les aseguro la van a disfrutar muchísimo.

En este momento La Red De Turismo De Zamora. Iniciativa creada por un grupo de emprendedores turísticos, fundaciones ecologistas y ambientalistas entre otros adelantan iniciativas para el rescate de estos lugares hermosos que vale la pena disfrutar te invitamos a participar.



[ ] ( 239 visualizaciones )   |  enlace permanente  |   ( 3 / 164 )

<< <Anterior | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 |